• reportenaranja

MAREA ALTA POR RODRIGO DE TRIANA










TOMA DE PROTESTA ZOPILOTEADA ¡Y ándale! Resulta que la asamblea extraordinaria para la toma de protesta del nuevo presidente de la Asociación Ganadera de Mazatlán, según nos dicen, estuvo bastante concurrida, ayer domingo. El nuevo dirigente de los ganaderos es José Antonio Lizárraga Rivera, “El Toño Quesos”, el del mero Quelite, y con la novedad de que el evento tuvo capítulo para pasarela y toda la cosa, donde aquellos que andan con ganas desbordadas de estar presentes en las boletas electorales del 2024 anduvieron repartiendo abrazos y sus mejores sonrisas. Al “Rey de los Quesos” lo zopilotearon los morenucos, porque anduvieron muchos que militan en este movimiento, con decirles que, hasta el dirigente estatal de Morena, Manuel “El Menny” Guerrero Verdugo, se instaló de modo estratégico, cerca muy cerca del presídium seguramente con toda la intención de medir la capacidad de convocatoria. Hasta el personaje que algunos analistas ven como el delfín político de El Químico Benítez, a quien, incluso, mira con ojitos de Papá Cuervo, como su carta para sucederlo, logró acomodar cuerpo en la mesa principal. Verbigracia el “Pity” Velarde, el mero mero secretario de Economía y Pesca del municipio. Hasta que te pegaste un baño de pueblo, le dijeron en esta asamblea de los ganaderos, y de veras que sí, que mucha falta le hace andar al ras del suelo, ensuciarse de tierra los zapatos, algo que no ha sido parte de su muy controlada agenda empresarial. Ahí donde la ven, el zar del yogurth, quesos oreados y oaxaqueños, similares y conexas, o sea el Toño Rivera, tiene barrio y bastante, y todo porque su carismática personalidad se lo permite. La popularidad de este rollizo dirigente ganadero da muchos votos, según nos dicen, tantos como para hacer ganar a un candidato a la presidencia municipal en contienda apretada. Así que la presencia del dirigente estatal de Morena, “El Menny” Guerrero Verdugo no fue gratuita, se debió a que le quiere echar el lazo en el cuello al nuevo dirigente de los cowboys mazatlecos, si es que ya no se lo echó… el lazo, por supuesto. ¡En hora buena, Toño! Dicen que al nopal sólo se le va a ver cuándo tiene tunas.

UN CARNAVAL PARA PRIVATIZAR LAS GANANCIAS Y SOCIALIZAR LAS PÉRDIDAS De 150 millones de pesos, según nos dicen, será la inversión que el municipio aplicará para el desarrollo de las fiestas de la carne, en el periodo del 24 de febrero al 1 de marzo, evento que, juran y perjuran, tanto el gobernador como el alcalde, se desarrollará bajo máximas medidas de seguridad sanitaria, apostándole a que el comportamiento de las masas no será como la de chivos en cristalería. ¡Óilos! ¿Será? Esto es, por un lado Por otro tenemos que más temprano que tarde se va a desatar la polémica alrededor del tema de los dineros públicos que van a destinarse para los festejos carnavaleros. Esta vez habrá mucha lana, tanta que hasta sería la necesaria para comprar más de 50 patrullas, como 30 camiones recolectores de basura, alumbrar de manera completa y plena las colonias y comunidades de Mazatlán, abrir nuevas tomas domiciliarias de agua potable en los nuevos asentamientos que las necesitan, pavimentar muchas calles, entre otros servicios. Según los datos duros del regidor del PT, Rodolfo Cardona Pérez, presidente de la Comisión de Hacienda en el trienio municipal pasado, la celebración del carnaval del 2020 arrojó una pérdida de 63 millones de pesos. Los ingresos por concepto de venta exclusiva de cerveza, taquillas para las coronaciones de las reinas del carnaval, juegos florales, reinita infantil, velada de las artes, concesión de la Feria y aportaciones de patrocinadores fueron por el orden de los 28 millones 328 mil pesos. ¿Y los gastos? Agárrense Por concepto de desfiles y organización de los eventos con la presentación de artistas y cantantes ascendió a 91 millones 490 mil pesos. Así que 28 millones de ingresos menos 91 millones de egresos es igual a 63 millones. De este tamaño fue la gran pérdida que, sin duda, tuvo que pagar el sabio y paciente pueblo de Mazatlán. Y de qué tamaño serán los números rojos que arrojará este carnaval. ¡Ay, nanita! El relato oficial será como para película de Terror. Tratarán de decir que la inversión valdrá la pena porque activará una cuantiosa derrama que beneficiará al sector hotelero y restaurantero. Entonces si las cosas las ven así, ¿por qué no organizan el carnaval ellos, con su propia lana? Y de esta manera ya dejan de aplicar la política del Hood Robin, esa en la que se le roba al pobre para darle al rico. ¿No creen?

30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo